Precioso poema de Luan Jessan, seudónimo posiblemente del poeta  brasileño Carlos Maia, que consigue de una forma bella y llena de ternura caracterizar la belleza femenina y su permanencia con el paso de los años:

“Por fuera tengo tanto años que usted ni se lo cree.
Por dentro, doce o menos, y me creo más bonita.
Por fuera, gafas; algunas arrugas, grasitas, plata en el tintado pelo.
Por dentro soy doctorada, alma inmaculada, cuerpo de modelo.
Por fuera, en aluviones, se pegan pasiones contra el pecho.
Pasiones por versos, pinturas, filosofía y amigos sin despecho.
Por dentro, sé cuidarme, vivo jugando, en parte sin saberlo.
No me derrota la tristeza; no me oprime la añoranza:
No tardo padeciente.
Y es por vivir contenta que concluyo sin tardar: es la niña que vive por dentro, que alegra a la mujer de fuera!”

Es bonito, verdad? Que opinas de él? Que te hace recordar y a quien te hace recordar?

 

Este es su versión original en portugués:

“Por fora tenho tantos anos que vc nem acredita.
Por dentro, doze ou menos, e me acho mais bonita.
Por fora, óculos; algumas rugas, gordurinhas, prata nos tintos cabelos.
Por dentro sou dourada, alma imaculada, corpo de modelo.
Por fora, em aluviões, batem paixões contra o peito.
Paixões por versos, pinturas, filosofia e amigos sem despeito.

Por dentro, sei me cuidar, vivo a brincar, meio sem jeito.
Não me derrota a tristeza; não me oprime a saudade;
Não me demoro padecente.
E é por viver contente q concluo sem demora: é a menina que vive por dentro, que alegra a mulher de fora!”

 

#portuguesevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *