Si se hace una simple búsqueda en Google de “¿Merece la pena aprender portugués?”, inmediatamente saltan páginas y páginas de diversos blogs con 8, 2, 5… razones para aprender portugués.
Expongo en este artigo, como profesor de portugués que vive en Sevilla, cuales son las ventajas que yo veo para un español, específicamente  sevillano, en aprender portugués.
 Como mucho hay para decir y escribir, continuaré a escribir sobre este tema en otros artículos.

La primera pregunta que siempre sale cuando se hace esta pregunta es: ¿para qué?
Si no lo habla nadie… bueno, eso no es verdad. El portugués es el 3º idioma europeo más hablado (el 4º del mundo con el mandarín) .
Son 270 millones las personas que hablan este idioma en los países con portugués como lengua oficial. Portugal y Brasil? Sí, pero hay más: Guinea Ecuatorial, Guinea-Bissau, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Angola, Mozambique, Timor Oriental y Macao, que pertenece a China, pero mantiene el portugués como lengua oficial.
Entre extremo y extremo hay un huso horario de 12h 30m!! Increíble.
A estos países aún hay que añadirle  aproximadamente 2 millones de portugueses que viven fuera de Portugal y, en comunidades por todo el mundo y de portugueses hasta la 3ª generación, que son más de 30 millones. Estos sólo de Portugal. Faltan los números de los demás países. Imaginaros…

El idioma portugués ¿es fácil o difícil? Esta segunda pregunta es también muy típica.
La verdad es que… ambas  respuestas son correctas. Es fácil porque mucho vocabulario es idéntico, la gramática es muy parecida y también porque son dos culturas muy parecidas con formas idénticas de vivir y de expresarse. Este último aspecto es muy importante a la hora de hablar aunque pueda parecer secundario.
Pero también es difícil! Es un idioma latino, y como todos los idiomas latinos, tiene una  gran riqueza gramatical, lexical y fonética. Solución? Practicar. Aprender y practicar. Esta es la solución para aprender un idioma.
Ya se sabe, cuantos más idiomas se saben, más fácil es de aprender uno nuevo.
Ah, y no se puede tener vergüenza de hablar… y eso es lo que más cuesta verdad?

Aquí os dejo. En otras entradas seguiré con el tema ¿merece la pena hablar portugués? veremos entonces otros temas: turismo, enseñanza, economía… entre otros.

Adeus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *